La vida que no queremos

La vida que no queremos

Impactos: 82

Comparte este articulo…

Por: Mirella Fernández Calle

“Bajo una sola Tierra” es el lema que lleva el 2022 el Día Mundial del Medio Ambiente. Este año el Gobierno de Suecia acogerá este día de conmemoración en alianza con el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA).

Antes del sedentarismo

Cumpliendo 50 años la designación del 5 junio como Día Mundial del Medio Ambiente, en el año 1972, también se empleó el lema “Bajo una sola Tierra”, con la idea de destacar que este planeta es nuestro único hogar y que solo es responsabilidad de nosotros, como sus habitantes, administrar de manera correcta los recursos finitos que ella nos provee.

Esta consigna quiere destacar la apremiante necesidad de vivir de manera sostenible, en armonía con la naturaleza. Demostrando en la próxima conferencia, las necesidades más urgentes, iniciativas y esfuerzos que desde distintas organizaciones se vienen realizando para combatir los distintos problemas que aquejan nuestro Medio Ambiente.

Y cómo vamos

Si ya en 1972, los problemas medioambientales necesitaban la atención de todos, 50 años después no parece que se haya avanzado demasiado. 

Si vemos las estadísticas sabemos que una de cada seis muertes en el mundo está relacionada con enfermedades causadas por la contaminación. Esta cifra es tres veces mayor que la suma de las muertes por sida, malaria y tuberculosis y es 15 veces más que las muertes ocasionadas por las guerras, los asesinatos y etc.  (Informe de las Naciones Unidas 2022)

Más allá de los “términos” nuevos que podemos utilizar cotidianamente como contaminación ambiental, capa de ozono, CO2, contaminantes, etc.; y las posturas o “modas” ecologistas que pueden surgir, no hemos avanzado demasiado, o al menos alguna señal que nuestro planeta está sanando. 

Nos hemos acostumbrado a saber que el clima ha cambiado, que hay partes del mundo dónde no hay agua o alimento, que hay especies que simplemente desaparecen frente nuestro, que ecosistemas completos están dañados, que el mar tiene islas nuevas hechas de nuestra basura.

Creemos que eso siempre es problema de otro o “yo no hago eso”. También pensamos que no podemos hacer nada, siendo labor de los Estados el arreglar esta crisis. 

En realidad sí y no. Es tarea primordial de los gobiernos, autoridades, representantes y todo aquel que ostente un cargo en esta línea, tener claro primero los problemas y causas, luego plantear las soluciones y acciones para el día a día, donde si cada uno de nosotros como miembro de nuestra comunidad, ciudad, país y finalmente planeta podemos hacer algo.

No sigamos mirando al costado. En Perú (La Oroya) el 99% de niños presenta altos niveles de plomo en la sangre, más allá de los límites permitidos. Siendo señalada esta como una de las “zonas de sacrificio”, por David Boyd, Relator Especial de Naciones Unidas para los Derechos Humanos y Medio Ambiente, pues en dichas zonas las comunidades están expuestas a niveles extremos de contaminación y sustancias tóxicas. 

Niños en Perú con altos niveles de plomo en la sangre.

Hace pocos meses se produjo en el mar frente a Lima el derrame de petróleo más impresionante de los últimos años. Los ríos en la selva sufren estos derrames constantemente. 

Reciclar, reutilzar y reducir son las palabras claves para que desde casa, colegio, trabajo y comunidad retrasemos los augurios más pesimistas y realistas para nuestra tierra. Cuando entendamos la importancia que todos tenemos en esta labor, demostraremos cuánto amamos esta vida.

__________________________

https://news.un.org/es/story/2022/02/1504162

https://www.unep.org/es/noticias-y-reportajes/comunicado-de-prensa/una-sola-tierra-sera-el-tema-del-dia-mundial-del-medio

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *