BURNOUT. La enfermedad profesional del siglo XXI

BURNOUT. La enfermedad profesional del siglo XXI

Impactos: 83

Comparte este articulo…

Por: Nadina Cornejo

Desgaste físico y mental, cansancio emocional y un estrés crónico que imposibilita el desarrollo de las labores profesionales habituales, son los signos del Síndrome de Burnout, enfermedad que ha visto incrementado sus casos debido al encierro por la Covid-19.

¿Se ha sentido, en este último tiempo, muy cansado y sin ánimo para realizar cualquier actividad, en especial la laboral? ¿Le cuesta demasiado empezar labores diarias que antes realizaba sin dificultad? ¿Siente ahora que su trabajo no lo satisface y es más bien una carga muy pesada en su existencia? ¿No le encuentra sentido a su vida ni a nada de lo que actualmente realiza? Si respondió que sí a la mayoría de estas preguntas, usted podría ser víctima del síndrome de Burnout.

BURNOUT Y PANDEMIA
Debido a los cambios radicales ocasionados por la pandemia en la vida diaria y en la rutina laboral de los trabajadores y de las personas en general, se han desatado los casos de Burnout a nivel mundial. El Burnout no es otra cosa que un cansancio extremo, tanto físico como mental. Las personas afectadas por este síndrome se sienten sumamente agotadas y dejan de tener interés por sus labores profesionales, que pasan a ser insatisfactorias y sin sentido, incluso llegan a desarrollar actitudes y sentimientos negativos hacia ellas.

Quien tenga este síndrome puede verse afectado por el estrés laboral durante semanas y meses, sin saber exactamente que lo padece y es por esta falta de atención a los síntomas que este mal se va haciendo crónico. Sin embargo, Maryorie Cornejo, psicóloga y fundadora de Movers up, nos indica al respecto: “Cabe resaltar que el síndrome de Burnout no necesariamente es crónico, lo más probable es que más del 50% de la población que le costó adaptarse al trabajo remoto haya podido experimentar Burnout al inicio”.

Actualmente con el encierro por el COVID-19 y la falta de contacto con nuestros familiares y amigos, se ve agudizado el problema. También han agravado la situación la crisis económica mundial y la incertidumbre generalizada por los brotes y rebrotes del virus. Según la OMS, la pandemia generó impacto en la salud mental frente al proceso de adaptación a las cuarentenas y el teletrabajo.

Las situaciones que pueden contribuir a que se presenten casos de Burnout son: los trabajos que requieran trato directo con el público (medicina, educación, comercio, aunque no exclusivamente), empleos que conllevan a aguantar peticiones y quejas que pueden terminar generando mucha tensión. El llevar una gran responsabilidad laboral por un tiempo prolongado también puede generarla. Tener jornadas laborales demasiado largas, si la persona no descansa ni desconecta laboralmente, puede incrementar el estrés. También puede contribuir el desempeñar una labor muy monótona que desmotive y termine aburriendo.

En un estudio realizado por en Hospital Nacional Dos de Mayo, publicado en Horizonte Médico en julio del año pasado, “…uno de cada cuatro médicos tuvo autoestima baja. El síndrome de Burnout fue más frecuente en este grupo, comparado con el grupo de autoestima media-alta. La autoestima baja favorecería el Burnout, mientras que la autoestima alta tendría un rol protector”.

Debemos estar alertas si nosotros, o si algún familiar o amigo cercano, empieza a tener estos signos: negación, aislamiento, ansiedad, depresión, ira, adicciones, cambios en sus hábitos de higiene y arreglo personal, pérdida de memoria y desorganización, pérdida o ganancia de peso exagerada, dificultad para concentrarse o trastorno en el sueño; en estos casos los especialistas recomiendan: descansar del trabajo completamente al menos un par de días y buscar actividades que nos relajen, de no mejorar, se debe acudir a un profesional de salud mental (psicoterapeuta) para el debido tratamiento.

Los equipos de Recursos humanos de las empresas y centros de trabajo en general son los llamados a velar por el bienestar de sus colaboradores y en especial de los afectados por el síndrome de Burnout tan presente en la actualidad. Jefes empáticos y compañeros comprensivos que estén atentos y brinden apoyo a sus compañeros, puede alivianar la situación en estos casos.

________________________________

https://www.tucanaldesalud.es/es/tusaludaldia/articulos/ayuno-intermitente-relacion-perdida-peso

https://www.womenshealthmag.com/es/nutricion-dietetica/a29017749/ayuno-intermitente-seguro-fasting/

https://theconversation.com/ayuno-intermitente-es-realmente-recomendable-170727

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *