La última oportunidad de nuestro planeta

La última oportunidad de nuestro planeta

Impactos: 60

Comparte este articulo…

Por: Rolbar12

De los acuerdos de la COP26 dependerá el destino de la tierra. Líderes mundiales se reúnen para tomar medidas y evitar la catástrofe climática, aunque algunos expertos consideran que es demasiado tarde.

En tiempos donde el mundo experimenta temperaturas sumamente altas, sequías, erupciones de volcanes e incendios forestales interminables que no pueden ser sofocados; más de 130 líderes mundiales se reúnen en Glaswow (Escocia, Reino Unido) para enfrentar lo que será la última oportunidad del hombre para salvar el planeta tierra.
La conferencia sobre el cambio climático o COP26 que se inició el domingo 31 de octubre será mucho más difícil de lo que fue la realizada en París el 2015, cuyo objetivo para este año era reducir el calentamiento global por debajo de los 2 grados centígrados.
El discurso inaugural de Alok Sharma (presidente de la COP26) fue categórico, “Mi mensaje a todos los líderes es claro: dejen atrás los fantasmas del pasado y estén unidos en torno a este asunto que nos afecta a todos, proteger nuestro precioso planeta”.
Tres grandes ausencias tendrá esta cumbre mundial: el presidente de China, Xi Jinping (el país que desde el 2006 emite más CO2 en el mundo), el de Brasil (quien no asistirá según su vicepresidente, porque “le tirarán piedras”), Javier Bolsonaro y el de Rusia (el cuarto emisor en el mundo y gran productor de combustibles fósiles), Vladimir Putin.

CÓDIGO ROJO PARA LA HUMANIDAD

En Italia las protestas contra la inactividad de los líderes mundiales sobre el cambio climático no se han hecho esperar, muchos no tienen esperanza de lo que se pueda obtener de esta cumbre. Los jóvenes son los que más se han mostrado incrédulos a los acuerdos que se puedan obtener, sobretodo el G20, el grupo de países que emiten casi el 80% de la contaminación mundial.
“Código rojo para la humanidad” fue lo que describió el secretario general de la ONU al mundo, luego de anunciar que las emisiones de gases de efecto invernadero han aumentado en 1.1°C, pudiendo llegar a 1.5 grados en el 2030.
Si frenamos el calentamiento en 1.5 grados (dicen los expertos) estas situaciones extremas podrían ser evitadas. Pero aunque hagamos cambios, el aumento del nivel del mar y el deshielo de los glasiares seguirán avanzando en las próximas décadas, la única forma de detener esto es reduciendo las emisiones de carbono.
John Sauven (Director de Greenpeace en el Reino Unido) recordó que en el 2011 los países desarrollados se comprometieron a crear un fondo para ayudar a los países pobres a lidiar contra el cambio climático, pero hoy, aún no han reunido ese dinero.
La canciller alemana Angela Merkel en su discurso inaugural de la COP26 guardó esperanzas de que esta cumbre que terminará el 12 de noviembre consiga metas más ambiciosas de las que hasta hoy se han obtenido: “Debemos y podemos implementar el Acuerdo de París”, expresó. Lo cual se alcanzaría quizás en el 2023. Recordemos que en el 2015 los jefes de Estado y de Gobierno se comprometieron no solo a limitar a 1.5°C el calentamiento del planeta, sino a aportar 100 000 millones de dólares anuales a los países en desarrollo para combatir el cambio climático.
De una opinión parecida se mostró el presidente de EEUU Joe Biden, quien expresó: “Los responsables de la deforestación tenemos una enorme responsabilidad” (con los países en desarrollo). “Hagamos de este el momento en que respondemos a la llamada de la historia” insistió Biden.
El futuro de nuestro planeta dependerá de los resultados que se obtengan de las reuniones y acuerdos que se están dando en Glaswow. Esperemos que aún no sea demasiado tarde para heredar a nuestros hijos, nietos y biznietos, un planeta que continúe siendo azul.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *